Aparición en El Patio
(de Casa Bonita)


Antecedentes

Durante el aĖo 1988, el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imber presentó una exposición titulada Casa Bonita.

En esta muestra participaron tres artistas plásticos y el director-compositor Eduardo Marturet, quien compuso 24 horas de música ambiental para tres instalaciones escultóricas, que fueron realizadas por los artistas venezolanos Rafael Barrios, Jorge Pizani y Marcos Salazar Delfino.

Cada una de las instalaciones contó con 8 horas de música continua.

Dicha instalación correspondió a una parte de la casa ideal que Marturet tituló Casa Bonita en alusión a la casa de la Sra. Patricia Phelps de Cisneros en Santo Domingo, donde se concibió la idea original de este proyecto de integración de las artes.

La curaduría de esta muestra estuvo a cargo de Luis Angel Duque.

Se realizó con el patrocinio de Seguros Caracas para la obra de Jorge Pizani, Fundación Polar para la de Rafael Barrios e IBM de Venezuela para la de  Marcos Salazar Delfino.

Las áreas de la casa seleccionadas por los artistas fueron:


El Patio

Marcos Salazar Delfino.

Uno de sus fundamentos ha sido la exploración de los procesos de cristalización que acontecen en el ser, por las sucesivas transformaciones que se producen a consecuencia del transitar de la atención a través de la vibración electroacústica del cuerpo.
pictórico


Luego de varios aĖos pintando diferentes vistas de esta montaĖa (1), comenzó a esculpir cristales que asocian la montaĖa, el cristal y la Gran Madre reclinada.

En esta etapa, conoce a Marturet e intercambian impresiones. El músico tomó del taller un cristal de 20 cm de altura, lo introdujo en una pecera para comenzar el trabajo de composición.

De esta forma inicia la creación de Desierto de Juguete, e Historias del Futuro Pasado, que son dos de las piezas que integran 8 horas de música continua, creadas por Marturet, para ser escuchadas en los espacios de esta instalación.








Desde su inicio, surgieron coincidencias de orden conceptual entre los dos artistas.

Una de ellas, fue la escala de Fibonachi y los patrones logarítmicos de desarrollo de todas las cosas vivas que enuncian la escala matriz de la composición musical y, de la espiral de donde nace la instalación. Salazar Delfino, asoció el desarrollo de los organismos vivientes y la forma como se integran los cristales desde la dimensión de pequeĖas maclas de cuarzos encontrados en la pared de la montaĖa y algunos arroyos que se crean desde sus grietas, hasta la topografía de todo el paisaje circundante al Cerro Autana.

Tradicionalmente se ha considerado a las formaciones cristalográficas como materia inerte, en contraposición a algunas escuelas místicas, que atribuyen carga anímica y conciencia a los cristales, como si estos fueran “el cuerpo físico de seres vivientes”.

El escultor, vislumbra  la montaĖa como un ser-vivo-cibernético-femenino, cargado de consciencia de sí misma y capaz de impartir y proteger.

...capaz de amar y recibir amor

...cantar por las tardes







Aparición en el Patio
4.2 x 5.0 x 5.0 mt
técnica mixta






Un gran cristal emerge girando en el medio del patio. Ese patio central que a semejanza de las casas típicas de Caracas, vincula toda la casa con el cosmos, desde adentro.

El cristal visto desde atrás, tiene la forma de un puĖo de corazón (según la tradición taoista) y de perfil representa una maternidad. Se realizó en granito y poliester fundidos. En el centro, en negativo se ve una virgen que para observarla, debe estar iluminada con una intensa luz.





Aparición en el Patio
4.2 x 5.0 x 5.0 mt
técnica mixta




En las paredes de la instalación, aparecen poemas y dibujos escritos a lápiz por el autor de manera de documentar y metaforizar el trabajo. Por otra parte, obligar al público a detenerse en la instalación, de cara a la pared, y sin saberlo interpretarse a si mismos en su cotidianidad dándole la espalda al centro.





Aparición en el Patio
4.2 x 5.0 x 5.0 mt
técnica mixta




Esto convierte al sujeto-espectador en objeto-integrado-inconsciente, y lo invita, por un instante, a despertar.







Aparición en el Patio
4.2 x 5.0 x 5.0 mt
técnica mixta




En la instalación se permitió al público ingresar literalmente a la obra y, a los niĖos a escalarla.

...como una montaĖa de cristal.






Aparición en el Patio
4.2 x 5.0 x 5.0 mt
técnica mixta




El piso de la instalación alegoriza en su movimiento helicoidal al proceso de crecimiento de todas las cosas vivas y, a la vez reproduce el movimiento de las vertientes que circundan todo el paisaje alrededor del Cerro Autana que parece haber emergido girando.

...para dar forma una vez más

a la madre de todas las cosas.









Aparición en el Patio
4.2 x 5.0 x 5.0 mt
técnica mixta



El cristal emerge fragmentado, como el cristal de Rainer María Rilke que "se rompió al sonar".

Las contracciones al momento del fraguado del polímero, generan grietas, que el artista aprovecha para expresar las fuerzas telúricas que asocia al campo acústico.







Aparición en el Patio
4.2 x 5.0 x 5.0 mt
técnica mixta



Al concluir la exposición Casa Bonita, la escultura central de esta instalación fue colocada a la entrada principal del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imber, donde permaneció hasta el aĖo 2002.









Aparición en el Patio
Entrada principal
del Museo de Arte Contemporáneo
de Caracas Sofía Imber



La escultura la produjo enteramente el autor en su taller de Caracas, con la ayuda del Sr. Manuel Maduro en la construcción del molde, y para el vaciado contó con la valiosa colaboración de Yimmy Valecillos, Luis Fernando Salazar Delfino y Cristóbal Galavís Delfino.








Aparición en el Patio
-molde-
con el autor


Aparición en el Patio
En el Taller con el autor
Marcos Salazar Delfino