Difusión : 140.096                                                                                                                                          23 / 06 / 04 
     Audiencia : 375.000


     Entrevista


Prem Rawat, también llamado Ma-haraji, nació en la India en 1958. A los seis años recibió de su padre, técnicas de meditación y a los ocho, al morir este, asumió la labor de la difusión del Conocimiento de uno mismo. Hoy a través de emisiones vía satélite y grabaciones de video, su mensaje se escucha en 80 paies y se traduce a más de 60 idiomas.
–¿Cómo se dio cuenta que tenía este don especial de transmitir técnicas y enseñanzas?
–Bueno, para empezar no es que me diera cuenta de tener este don. Mi padre convocaba eventos de este tipo, para hablar a la gente, y a veces yo me daba cuenta de que la gente estaba dispersa, que no se habían congregado para que él pudiera comenzar. Entonces yo me levantaba y empezaba a hablar, y cuando la gente veía eso, un niño tan pequeño dirigiéndose a la gente (yo en ese momento tenía cinco o seis años), se acercaban todos, por curiosidad. Entonces yo le decía a alguien: "Vete y dile a mi padre que la gente ya está aquí, que venga a hablar". A ellos les gustaba lo que yo decía porque el mensaje era muy simple, venía del corazón. Era muy diferente. Poco a poco esto siguió sucediendo, y mi padre me alentaba para que siguiera hablando. obviamente había algo ahí que me permitía levantarme y decir estas cosas delante de miles de personas.
–¿Acudían miles de personas en aquella época?, ¿en qué es diferente su mensaje del de su padre?
–De alguna manera es más sencillo que el de mi padre. Es más para todo el mundo. Porque él estaba limitado a India, y así muchas de las cosas que él decía tenían que ver con esa cultura. Claro que cuando yo me vine a Occidente, tuve que adaptar el mensaje para que fuera comprensible para cualquiera. Había algo maravilloso, que es lo que considero el don: y es que cuando hablo, siento algo, algo del corazón, algo que es real. Y el ser capaz de hablar desde ese sitio, desde esa sinceridad, es el don. Después mi padre me dió las técnicas del Conocimiento y la historia se ha desarrollado de ahí en adelante.
–¿En qué consisten esas técnicas?
–Basicamente, consisten en coger nuestros sentidos, que están acostumbrados a dirigirse hacia afuera, y enfocarlos hacia adentro. Eso es lo que las técnicas en sí hacen.
–Pero qué es, ¿algún estilo de yoga?
¿Se necesita un maestro para que te oriente? ¿Se puede hacer solo?
–No, no se parece al yoga porque no está dirigido a tu salud física. El maestro te ayuda a preparate y cuando existe esa aceptación y ese entendimiento, las técnicas son muy sencillas, sirven para invertir tus sentidos, pra ir adentro de ti, pero sin esa preparación, no quieren decir nada.
–¿Pero cómo?
–Se necesita un maestro porque si no sería como darle a van Gogh un pincel

 
   

Ha estado este fin de semana en el Fórum de Barcelona donde, en un evento titulado " La paz es posible ", Prem Rawat afirmó que la paz en el mundo no depende de la política ni de los gobernantes sino que comienza en el momento en que cada ser humano está en paz interiormente.

 

En cuanto empiezas a aceptar esta vida, este aliento, te llenas de alegría. En cuanto abres tus puertas al momento presente, a este aliento a esta vida-porque ahí es donde está la vida- la alegría lo inunda todo. No es un momento penoso. Existen muchas suposiciones de que puede serlo, quizás porque cada vez que las circunstancias nos ponen en el presente es porque algo falló, nos ponen en el presente de una patada, y resulta penoso. Pero no tiene que ser así. Es un proceso de ir descubriendo, de disfrutar simplemente de cada día. Lo más importante es que en este momento existe una tranquilidad, una paz increíble. Existe una sencillez increíble.
–Vale, y ¿qué más? ¿Algo más seguramente, no? ¿No hay que renunciar a nada más?
–No es tanto un proceso de renuncia como de aceptación. Aceptar la alegría, aceptar la posibilidad de estar contento en tu vida. Prepararse. Prepararse para esa paz. Comprender que cada día es importante. Hay dos maneras, puedes vaciar un cubo y decir, "bueno, y ahora cómo lo vamos a llenar"; o puedes empezar a llenarlo, y automáticamente lo que había antes dentro se vaciará. Y verdaderamente es un proceso de aceptación. Si quieres vaciarte del vacío, entonces llénate de algo maravilloso.
–Sí, pero, ¿todo el mundo es capaz de hacer esto?
–Todo el mundo lo puede conseguir. Es muy simple, nopsotros somos como un coche que tiene acelerador pero carece de frenos. Toda nuestra tecnología y demás está enfocada en esa dirección. Eso es en lo que nos quieren convertir. ¡Sigue!, ¡sigue! ¡sigue!. Pero, ¿y los frenos?. Porque sin frenos el coche es inútil. Para mí es lo mismo. Lo que digo es que necesitas poder disponer de ese tiempo. Poder ir adentro y disfrutar. Necesitas saber que todo está bién. Quieres aprender a correr, pero aprende también a levantarte. Porque lo vas a necesitar.

Más información:
Presentacion reciente ante el Parlamento Italiano click aquí

Información general:
http://es.tprf.org
http://www.info-es.net

 
 
y no darle ni paleta ni pinturas. le será muy difícil pintar. Es como si le das un puñado de semillas a un granjero-necesita un campo, y necesita preparar ese campo para que el proceso pueda tenet lugar-. Te podrías poner muy técnico y decir: "¿Pero cuáles son las técnicas? Dámelas y ya está." Pero no es así. Porque si ni siquiera comprendes la idea de que existe algo dentro de tí, si no vas a aceptar el que esta vida es un don, ¿qué quieres que hagan las técnicas?. El maestro prepara el terreno. En sí mismas no significan nada cuando son las dudas las que preparan el terreno. Es como coger un puñado de semillas y tirarlas al asfalto esperando que crezcan. No va a prosperar.
–¿Cree que a la gente le asusta mirar dentro de sí mismo?
–Creo que a la gente le asusta porque no saben lo que van a encontrar. Porque no están muy seguros de qué es exactamente lo que están buscando. Tiene que existir la sed antes de poder apreciar el agua. No están preparados. Por eso resulta tan importante que haya alguien que nos
 
recuerde estas cosas.
Ese es el papel del maestro. Verdaderamente, es como un granjero que prepara el campo. De esta manera cuando llega el Conocimiento de uno mismo, tiene el contexto para funcionar.
–¿Y basta con tener fuerza de voluntad para lograrlo?
–Sed. En lugar de fuerza de voluntad debes mirarlo como sed, para poder conseguirlo. Es como si una persona compra una cinta para correr porque quiere adelgazar, y se sube a la cinta y se queda ahí de pié. No corre ni hace nada. "Estuve en la cinta de correr durante media hora, así que ahora puedo salir y comer kilos de patatas fritas." Esta persona se dará cuenta de que no está adelgazando sino que engorda, ¿no? ¿De qué le va a servir la cinta de correr?. Si la usa correctamente, le ayudará, pero si solo la usa para ponerse de pie encima de ella...
Así es que las técnicas en sí mismas no es de lo que se trata. Se trata de una preparación, porque una vez que esa preparación está en su sitio, una vez que se identifique que la sed está ahí...
 
Y ésa es la diferencia. Para triunfar en este mundo necesitas la voluntad. Para triunfar en nuestro corazón, necesitamos la sed. Todo el mundo tiene sed y todos tienen que descubrir esa sed.
–¿Diría que sus enseñnazas se asemejan más a una filosofía o a una religión? Y de la misma manera, ¿en que se diferencia su camino de otros que también prometen la realización interior o la felicidad o la paz, etc.?
–Bueno, la filosofía es un montón de "peros" y "quizás", ya sabes: " Si esto es cierto, entonces aquello debe ser cierto". Y hay mucho de "Bueno, debe haber". Y hay mucha autocomplacencia. Pero aquí se trata de una experiencia práctica, y esto es lo que ata todo y lo hace claramente distinto. La filosofía son muchas preguntas y esto son solo respuestas.
El descubrirse a sí mismo, ¿es un camino penoso? ¿Tienes que renunciar a muchas cosas?
Tienes que renunciar al vacío. Tienes que vaciarte del vacío.
–¿Y eso cómo se hace?
–Bueno, eso se logra aceptando este momento.
 


< @ >
la_comisión
www.alcayata.com